¿A dónde van los animales cuando mueren? Parte 1/6

Actualizado: 17 de dic de 2019

Quizás uno de los dolores más incomprendidos por la sociedad es el que nos produce la muerte de un compañero animal. Normalmente no se nos da el apoyo, la comprensión o el espacio para procesar este duelo, para sanar la pérdida de quien en vida hubiera sido, quizás, nuestra única fuente de amor incondicional. Si: el perro, gato, caballo, conejo que nos acompañaba en aparente silencio es para mucha gente la única fuente de un amor dulce, de un compañero que nos conoce y no nos juzga. Por ellos cuando se van el vacío es tan importante… a veces más fuerte y doloroso que cuando se va otro miembro de nuestra misma especie.


En el año 2007 trascendió mi amada gatita Vita de una leucemia viral felina. Aunque soy comunicadora telepática con animales y sanadora, y por ello acompaño a muchos animales y a sus humanos en este tránsito hacia la muerte, su partida fue difícil y dolorosa. El pensar que mucha gente no cuenta con estas herramientas y atraviesa sin embargo por el mismo dolor, me movió a realizar una serie de charlas públicas sobre este tema en la ciudad de México. Este artículo es un resumen de estas charlas, esperando que brinde a los lectores un panorama más claro de qué puede pasar con nuestros amados animales después de la muerte y cómo podemos verdaderamente ayudarlos.


Estos relatos no provienen de teorías, filosofías o religión alguna. Son fruto de lo que los animales me cuentan directamente antes o después de su muerte, y puede o no ajustarse a las creencias particulares de quienes lean este texto (si quieres saber más qué es la comunicación telepática con animales entra a la sección de comunicación interespecies de la página web www.interespecies.com donde se explica con más detalle).


Muchos pacientes, alumnos y amigos me han comentado que ha sido gracias a estas charlas que han podido aceptar la muerte de sus amados compañeros animales y darle a su pérdida un mayor sentido. Deseo que este texto te sea útil a ti y a tus animales también, permitiéndoles soltarse mutuamente desde el amor incondicional en uno de los momentos más sagrados e importantes de la existencia. Los animales son en muchos sentidos parecidos a los humanos. Sienten, piensan, imaginan, desean, gozan, sufren, tienen su carácter personal, dones, virtudes y limitaciones individuales, etc. Igual que nosotros, son una mezcla de cuerpo físico y espíritu. De hecho la palabra ANIMAL viene de ánima (latín), que significa principio de vida, aire-suspiro o alma. Y al igual que nosotros cuando fallecen, su esencia asciende a planos sutiles de existencia.


Contactar con un animal telepáticamente mientras está en su cuerpo físico o cuando ya ha trascendido es una experiencia muy similar. Ese Ser sigue estando ahí, consciente de sí mismo, pero está ahora en un espacio sutil nuevo y con su viaje ha ganado un nuevo aprendizaje. De hecho, muchas veces recuperan una conciencia más amplia del sentido de su vida en la Tierra y de su existencia como alma una vez que han trascendido.


Siguiente


#duelo #vocesanimales

2,811 vistas

Si tienes preguntas o deseas enviarnos un mensaje puedes escribirnos a interespecies@gmail.com

© 2019.
Proudly created with Wix.com